faam aportaciones pnsd cabecera

Apoyando el Plan Nacional Sobre Drogas

Fundación Aprender a Mirar recibe, desde 2017, el apoyo del Plan Nacional Sobre Drogas (PNSD). Gracias a esta Delegación del Gobierno que pertenece al Ministerio de Sanidad, FAAM imparte talleres para prevenir las adicciones sin sustancia, como así se denominan a las que generan dependencias de las pantallas.

Además, de 2018 a 2020, el PNSD también cooperó con Fundación en el desarrollo de un proyecto de guía-portal de concienciación sobre las tecnoadicciones, además de en su campaña de concienciación #LiveYourRealLife.

Como médico y director de Fundación Aprender a Mirar, colaborar con el Plan Nacional sobre Drogas es un privilegio. Educar en la prevención es uno de los pilares de nuestra línea de trabajo”.

Luis Boza, director general de Fundación Aprender a Mirar

Experiencias para sumar en la prevención de drogodependencias

En marzo, la subdirección general de coordinación de programas del Plan Nacional Sobre Drogas solicitó a los actores más relevantes (dentro de su estrategia conjunta de prevención) que colaboráramos en el diseño del Plan de Acción para 2021-2024.

Se trató de pensar y comunicar qué acciones del plan anterior (2018-2020) debían mantenerse por tener vigencia, y qué problemas debían seguirse afrontando por ser también todavía actuales.

Pero también se nos solicitó explicar cuáles de ellos precisaban de un esfuerzo extra para lograr abordarlos.

Finalmente, además de cualquier otra sugerencia oportuna, se nos invitó a pensar qué realidades contemporáneas podrían convertirse tanto en oportunidades como en amenazas en la batalla por acabar con las drogas y adicciones.

Por su parte, Fundación Aprender a Mirar destacó como imprescindibles las acciones de comunicación a las personas menores de edad, la inclusión de las adicciones sin sustancia en todos los planes y programas, del mismo modo que el abordaje de las mismas a través de guías y protocolos de diagnóstico.

En cuanto al refuerzo de áreas clave, FAAM señaló la reducción de la presencia y el consumo, invirtiendo más en recursos como talleres, guías y campañas de sensibilización e información. No obstante, también dejó claro que sin cambios legislativos (especialmente ligados a la cuestión de la publicidad de apuestas deportivas) y sin un pacto social, la mejora (ya no la erradicación del conflicto) es imposible.

Por último, las oportunidades y amenazas son: la situación que ha dejado el confinamiento de 2020, por culpa del cual se han disparado los problemas de salud mental vinculados a las adicciones; las políticas liberales en cuanto al control de acceso a plataformas online de juegos de azar (sistemas de verificación de edad); y la libre clasificación de los videojuegos sin tener en cuenta contenidos como los elementos de azar dentro del juego (loot boxes o pay-to-win).

Talleres especializados, ganar en libertad

Instituciones educativas, familias enteras, internautas en general y otras tantas instituciones públicas y privadas han recibido los beneficios de los dos proyectos que FAAM ha podido ejecutar gracias al PNSD.

Por un lado, se encuentra el portal-guía www.evitarlastecnoadicciones.info. El proyecto ha supuesto la recopilación de documentos oficiales sobre políticas, estrategias y literatura científica en la materia. Además, recoge glosarios, recursos y consejos diversos para ayudar a prevenir adicciones, así como el diseño de los autotests para evaluar la dependencia que tenemos de las pantallas. Estos cuestionarios han sido aprobados por el Instituto de Neuropsicología y Pedagogía Aplicadas (INPA) y la Fundación Fórum Terapèutic.

En 2019, también se realizaron entrevistas audiovisuales a destacados profesionales del ámbito.

Por otro lado, Fundación Aprender a Mirar ha desarrollado una formación especializada en tecnoadicciones dentro de su Programa de Educación Audiovisual.

A estos talleres específicos y adaptados al público para prevenir dependencias y fomentar hábitos saludables, se suman campañas de sensibilización en redes sociales, infografías con recomendaciones, contenidos informativos y reflexivos en Contraste, apariciones divulgativas en medios de comunicación, estudios y denuncias de situaciones de vulnerabilidad y desprotección, así como asesoramiento personalizado y derivación de posibles casos patológicos.

En definitiva, FAAM evalúa con forma muy positiva y eficaz la contribución del PNSD en la consecución de sus fines sociales. Cada vez, es más relevante que todas las personas e instituciones que trabajan a favor de una educación en salud y libertad aúnen fuerzas y compartan recursos.

Si quieres saber más sobre cómo prevenir las tecnoadicciones o sobre cómo afrontar esta problemática en tu entorno, puedes ponerte en contacto.