faam webinar tiktok 2021 portada

Los (por)menores de TikTok

TikTok ha sido, en los últimos meses, la red social estrella a nivel mundial. Miles de usuarios se han reído con sus vídeos, han grabado sus bailes o han participado en alguno de los challenges virales.

Sin embargo, esta red aparentemente inofensiva, esconde una realidad muy oscura: cinco casos de acoso escolar se han llevado a cabo mediante TikTok; doce usuarios, el menor con solo once años, han sufrido sexting sin su consentimiento; cuatro menores han sido víctimas de sextorsión, la más joven de catorce años; ha habido veintidós incidentes de grooming, donde la víctima de menor edad tenía tan solo siete años.

Estos son los conflictos que ha recibido, en solamente catorce meses, la organización Ciberprotecter. Pablo Duchement, ingeniero informático, perito judicial y creador de Ciberprotecter, fue el invitado de Fundación Aprender a Mirar y de Consumidors de Mitjans Audiovisuals para hablar tanto de lo que se esconde en TikTok como de sus experiencias vividas, en primera persona, en los lances que gestiona como perito judicial.

¿Qué es TikTok?

Pero, ¿cómo es posible que una aplicación tan problemática tenga tanto éxito? Para responder a la pregunta, hace falta entender primero qué es TikTok.

La aplicación es una red social de origen chino que nos permite, principalmente, ver y colgar vídeos cortos. Con una interfaz muy simple e intuitiva, podemos también buscar contenido; tener una lista de perfiles favoritos; hacer comentarios y enviar mensajes.

faam-webinar-tik-tok-2021-tiktok

Nació de la fusión entre Douyin, una red que pretendía competir con YouTube, y Musically, otra red pensada para que los niños se grabaran haciendo playback de sus canciones favoritas. A pesar de que ni Douyin ni Musically tuvieron un éxito apabullante, TikTok consiguió que, durante el confinamiento, su audiencia aumentara un 180%, convirtiéndose en la favorita de los usuarios entre cuatro y quince años y con un 60% de usuarios menores de veinte.

¿Cómo funciona?

Esta red social, de especial atractivo para los y las menores, establece un conjunto de normas que, supuestamente, todo usuario debe cumplir. Para empezar, cualquier persona menor de trece años no puede usar la app bajo ningún concepto. Esta estricta medida implica que, si a un usuario o usuaria menor de trece le ocurre algo en la red social, TikTok se desentiende.

Tras una disputa legal con Estados Unidos, la red creó una zona restringida para chicos y chicas entre trece y diecisiete años. En ella, si el perfil es de trece a dieciséis, únicamente puede ver vídeos: la mensajería, los comentarios y la publicación de contenido están bloqueados. Ahora bien, si el perfil responde a diecisiete años, puede acceder a la mensajería, pero hasta los dieciocho no se tiene acceso completo a todo lo que TikTok ofrece.

faam-webinar-tik-tok-2021-menores-internet

Además, cabe destacar su peculiar legislación ya que, al ser una red social procedente de China, todo dato que se añade o sube a la aplicación es propiedad del gobierno chino sin garantías de ninguna clase. Esto no solo incluye el contenido que se cuelga, sino lo que suben perfiles con actividades pedófilas que, aunque se hayan descubierto, son inaccesibles para las fuerzas de inteligencia internacionales.

A esto se le añade el hecho de no estar adherido a la COPPA (Children’s Online Privacy Protection Act), la ley estadounidense que informa de dichos comportamientos pedófilos en internet y a la que se adhieren Facebook, Twitter o Instagram entre otras. De esta manera, la legislación de TikTok protege el anonimato e intimidad de cuentas con actividad reconocida de tipo delictivo y abusivo hacia menores de edad.

faam-webinar-tik-tok-2021-juicio

Teniendo esto en cuenta y sumado a su comentada política de acceso a niños y niñas, TikTok ayuda también a reducir penas en los juzgados: el acusado puede decir que, si la víctima tiene cuenta propia, es porque tiene más de trece años; que si la víctima puede recibir mensajes es porque debe tener, al menos, dieciséis (edad en la que el grooming deja de ser un delito) y que si publica vídeos es porque no es menor de dieciocho y, por lo tanto, tiene edad de dar consentimiento sexual. Este argumento es legalmente válido para atenuar o incluso librarse de la causa penal.

Por otra parte, la aplicación en sí misma presenta problemas por ser extremadamente invasiva con nuestros teléfonos y nuestros datos. Así lo concluyó un hacker activista español tras su investigación, quien afirma que la aplicación es lo más cercano a un virus sin llegar a serlo. Por ejemplo, TikTok tiene acceso al contenido del portapapeles del teléfono y, aun no teniendo consentimiento explícito, puede enviarlo todo a ByteDance, ya sean mensajes, fotos o contraseñas.

Casuística propia de esta red

TikTok ha desarrollado una casuística que potencia conductas reprobables. Mencionando solo algunas de ellas, vemos que actúa como normalizador de conductas anormales: premia la sexualización de las niñas, tengan la edad que tengan, otorgando un un gran volumen de me gusta y comentarios, sin importar que estos puedan ser de depredadores sexuales.

También la humillación y el radicalismo están bien asentados en la aplicación, donde otros usuarios –sea por morbo o por risa y no necesariamente por compartir sus ideales– acumulan visualizaciones con este tipo de vídeos, lo que los convierte en virales. Más aún, los challenges han dejado víctimas mortales alrededor del mundo por seguir retos como inhalar canela, romper con los dientes una bolsita de detergente o atarse un cinturón al cuello hasta desmayarse.

faam-webinar-tik-tok-2021-humillacion

A su vez, la aplicación pone muchos obstáculos a la hora de evitar la difusión de contenido inapropiado ya que, a pesar de que un clip pueda reportarse como inapropiado, únicamente es examinado cuando recoge varias visualizaciones o reacciones. Entonces ese mismo clip llega al ordenador de un trabajador subcontratado que decide si el contenido es digno de ser considerado y, si lo es, lo único que puede hacer es avisar a otro trabajador en China para que sea este quien decida si retirarlo o moverlo a la zona donde supuestamente no hay niños ni niñas.

Save the Children dice al respecto que el 75% de menores en TikTok han sido víctimas de algún tipo de violencia sexual, lo sepan o no. La aplicación se convierte, para los depredadores sexuales, en un catálogo de presas interactivo donde pueden hablar directamente con las víctimas.

Además, a pesar de que uno crea ser consciente de lo que subir una imagen a la red implica, esta acción no afecta únicamente a la persona que la sube, sino a todo el que sale en ella, aunque sea en segundo plano. Duchement muestra cómo, únicamente con un fotograma de un vídeo subido a TikTok, se puede conseguir información del colegio al que asisten los protagonistas, las caras de los niños del pasillo, los horarios de las clases, la hora a la que fue tomada la fotografía, el dispositivo de captura e incluso el ángulo con el que se sujetaba.

¿Cómo combatirlo?

Si bien no pueden considerarse soluciones, el ponente aporta una lista de parches legales, técnicos y de la red para minimizar las consecuencias del uso de TikTok. Uno de los parches técnico, por ejemplo, es no instalar la app y, si se quiere acceder a la red social, hacerlo desde un navegador distinto al habitual.  

Sobre los parches de la red, propone hacerse una cuenta de familiar a cargo para poder vigilar la actividad de tu hijo e hija en TikTok, controlar el tiempo de pantalla y enseñar a bloquear a usuarios potencialmente peligrosos para minimizar situaciones de riesgo en la red.

faam-webinar-tik-tok-2021-like

Por último, y extrapolable a cualquier red social, enfatiza la importancia de educar contra la like y la follower-addiction, de proteger tanto su imagen como la de los demás en el momento de subir contenido a internet y preparar a los hijos para no ser ni víctimas, ni agresores, ni espectadores pasivos de bullying.

En la página web de Duchement se puede consultar la relación completa de los parches propuestos, de forma resumida y extendida.

Dudas resueltas tras la charla

En la ronda de preguntas posterior a la charla, los y las espectadoras pudieron resolver las dudas que surgieron. A la pregunta de a qué edad es recomendable empezar a dar acceso a las redes sociales, el ponente afirmó que se ha comprobado que antes de los catorce años es más probable que los menores sufran grooming, por lo tanto, es aconsejable esperar hasta esa edad.

Duchement destacó que lo más importante es que sea un proceso progresivo: pueden investigar y explorar siempre y cuando tengan a un adulto responsable al lado para supervisarlo. Esta exposición paulatina ayudará al menor a convertirse en un usuario/a digitalmente responsable.

faam-webinar-tik-tok-2021-madre-e-hijo

Otra de las preguntas que se despertaron fue cómo eliminar el contenido ya subido, a lo que el perito judicial respondió que una vez en ese entorno no hay forma de eliminarlo. Sin embargo, lo que se puede hacer para erradicar al máximo un rastro de TikTok es borrar uno a uno los vídeos publicados, solicitar a TikTok que eliminen la cuenta y, finalmente, desinstalar la aplicación. De esta manera, a pesar de seguir en los servidores, la mayoría de los perfiles no podrán acceder al contenido.

Pablo Duchement cierra la charla recordando que el mejor control parental para supervisar la actividad de nuestros hijos en las redes es sentarnos junto a ellos para guiarlos en lo que puedan necesitar. 

Conclusión

Pablo Duchement cierra la charla recordando que el mejor control parental para supervisar la actividad de nuestros hijos en las redes es sentarnos junto a ellos para guiarlos en lo que puedan necesitar. 

Recordamos que desde la Fundación ponemos a disposición de los usuarios multitud de recursos para ayudar en temas relacionados con las tecnoadicciones, la defensa del menor y la educación audiovisual, entre otros. También contamos con una línea de ayuda a través de internet, contactando a través del e-mail, el teléfono 933 488 18 17 o por redes sociales desde la cuenta @AprenderMirar