La Fundación colabora en el Curso de Especialización en Familia y Tecnologías

Desde octubre hasta el próximo mes de mayo, la Consejería de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid imparte el Curso de Especialización en Familia y Tecnologías 2018-2019, con un motivador subtítulo: Neuroeducación familiar de calidad y buen uso de la tecnología.

Es la primera vez que se organiza en España una actividad formativa que convoca a diversos especialistas para que pongan el foco en las relaciones entre la familia y los buenos y malos usos de la tecnología. El mensaje principal de que se propone es que “el desarrollo de la tecnología y del mundo audiovisual nos dan una nueva oportunidad para colaborar con las familias en la educación de los hijos: las pantallas y el auge de tantas realidades tecnológicas en nuestro día a día nos obligan a conocer mejor sus efectos en el cerebro y en el comportamiento de nuestros hijos”. 

Bajo el lema “En familia, de todo se puede hablar la Dirección General de Familia y el Menor coordina el curso con la colaboración del Instituto de Neuropsicología y Pedagogía Aplicadas, la Escuela de Coaching de Familia de Madrid y la Fundación Aprender a Mirar.

El Curso tendrá una duración de ocho meses y combina 22 horas de sesiones presenciales con una serie de actividades online diseñadas específicamente para los participantes en la actividad.

BlogInt-CursoFamilia

Plazas agotadas

Tras las primeras 48 horas de dar a conocer el Curso en el mes junio, ya se habían apuntado más  de 150 personas pero, dada la capacidad de las instalaciones, solo podrán asistir las primeras 70 personas que se apuntaron.

Todos ellos hablarán de los buenos usos de la tecnología en el ámbito familiar para evitar las tecnoadicciones y las recientemente denominadas “adicciones sin sustancia”. Pero los organizadores nos han trasladado su deseo de colaborar con todas las instituciones que trabajan por y para las familias. Su objetivo es aumentar, poco a poco, el número posible de orientadores y dinamizadores familiares que puedan participar en este actividad en el futuro.

En consecuencia, conseguir dar a conocer a miles de familias de madrileños, madres y padres, las aportaciones de la neuropsicología, para que conozcan los efectos de las pantallas en el cerebro, los beneficios de los buenos usos y las características de las mejores herramientas de seguridad y autocontrol.

A la vista de las constantes referencias al tema en los medios, parece que es grande el consenso sobre la necesidad de ayudar a las familias a evitar desde la infancia las posibles adicciones a los dispositivos digitales y los contenidos inadecuados de la red, prevenir el ciberbullying, el maltrato a los menores y a la mujer en el mundo audiovisual, las adicciones a los videojuegos, la ciberludopatía y la ciberpornografía. Un programa, sin duda, ambicioso.